viernes, 19 de octubre de 2012

El gobierno busca solución al problema de Metrolinea

Los usuarios expresaron que se quiere aplicar una dictadura en el servicio
Autoridades replantean rutas y frecuencias, bajo la premisa de brindar total cobertura y prestar transporte eficiente a la comunidad 
Bucaramanga.- El gobierno metropolitano de la capital de Santander continuó hoy viernes buscando soluciones  a los reiterados reclamos de las comunidades de Piedecuesta en relación con el servicio de Metrolinea.
El alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, reiteró una vez más el compromiso de todos los actores incidentes en el tema del transporte masivo, partiendo desde sus tres operadores (los concesionarios Metrocinco, Movilizamos y la empresa recaudadora Tisa), al igual que las instituciones públicas y privadas, para cumplir -en el menor tiempo posible- la consigna de brindar un servicio eficiente, oportuno y moderno a todos los ciudadanos de la capital santandereana y sus ciudades conexas de Floridablanca, Piedecuesta y Girón.
Manifestó que el trabajo de este viernes es una continuidad a lo iniciado anoche cuando se volvieron a presentar las protestas de los usuarios tanto quienes abordan en la carrera 33 como los de Piedecuesta.
Aceptan déficit de vehículos
Indicó que se han adoptado medidas en desarrollo de la sesión de la Junta Directiva del Área Metropolitana, orientadas a replantear –de manera temporal-, algunas rutas, mientras  los concesionarios importan la flota de buses que debe asegurar la prestación eficiente del servicio público en la ciudad, expresó el mandatario de Bucaramanga, al reiterar “que las medidas de contingencia que se adopten, en donde articulamos rutas del transporte convencional al Sistema Integrado de Transporte Masivo, deben ser interpretadas como de carácter provisional, que tienen un límite en el corto plazo, mientras se efectúa la adquisición de más buses para Metrolínea, que garanticen la cobertura total del servicio.
Al reconocer las dificultades y contingencias sorteadas durante los últimos días, dentro del proceso de ajuste de la Fase Dos del Sistema Integrado de Transporte, el alcalde Luis Francisco Bohórquez agradeció la comprensión ciudadana, aunque también llamó imperativamente al acatamiento de las normas y el respeto al principio de autoridad, en el entendido que se trata de un compromiso de Gobierno, la garantía de la prestación del servicio público de transporte.
Sin embargo los usuarios le dijeron al alcalde de Bucaramanga que se ponga en los zapatos del pueblo para que considere la necesidad del servicio y muchos manifestaron que el transporte no puede convertirse en una manera para someterlos e imponerles dictaduras pretendiendo que agachen la cabeza ante el pésimo servicio.  “No podemos aceptar que de un servicio eficiente pasemos a uno de pésima calidad” enfatizaron los ofendidos usuarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...