viernes, 13 de septiembre de 2013

Mejor nivel de vida para 120 familias de 3 municipios de Santander, promueve la CAS

Los municipios son: Betulia, San Vicente de Chucurí y Zapatoca
Las estufas vistas de dos perfiles
San Gil.- Con una inversión de 334 millones de pesos, la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) construirá 120 estufas ecológicas para leña en sectores rurales de los municipios de Betulia, San Vicente de Chucurí y Zapatoca.
La inversión hace parte de los recursos provenientes del convenio suscrito entre ISAGEN y la CAS, en noviembre del año pasado y cuyo objeto es la integración de esfuerzos de las partes para el desarrollo del programa de mejoramiento de las condiciones ambientales de las fuentes de agua para consumo humano que presentan problemas de deforestación y erosión, en la cuenca del río Sogamoso. 
La ingeniera Forestal y asesora de dirección de la CAS, Lilian Astrith Chaparro Granados, aseguró que este proyecto beneficiará específicamente a las veredas de Chimita, El Centro y Sogamoso de Betulia; vereda el Chanchón en San Vicente de Chucurí  y a las  veredas San Javier, Bellavista y Alto de las Águilas de Zapatoca.
En estos municipios las encuestas estructuradas y semiestructuradas, realizadas durante la fase de diagnóstico por la CAS, demostraron que existe un uso generalizado de estufas fabricadas artesanalmente, con fogones de piedra, parrillas y ballestas de carros, elementos que ocasionan un mal estado de funcionamiento y mantenimiento de las mismas.
Estas condiciones han ocasionado efectos nocivos en la salud de la población del sector rural, en cuanto al incremento de enfermedades como cataratas, presencia de monóxido en la sangre de mujeres embarazadas, cáncer de pulmón, quemaduras y agua impura, entre otros factores de riesgo.
Igualmente, se han detectado dolencias oculares ocasionadas también por la exposición al humo y desnutrición producida por la ingesta de alimentos que no están completamente cocidos y por cocinar todos los alimentos en una sola olla.
Con este proyecto las familias beneficiaras adquieren el compromiso de establecer bosques dendroenergéticos en cada una de sus fincas, que proporcionen leña como combustible doméstico.
Según Chaparro Granados, existe la necesidad de asegurar el abastecimiento sostenido de la leña mediante la siembra de árboles orientados a propósitos energéticos que contribuyan a reducir la presión existente en  los bosques naturales adyacentes en la región, ya que el uso indiscriminado de leña está generando deforestación, contaminación del agua, erosión en el suelo y perdida de fertilidad de este mismo.
La construcción de estas estufas eficientes ayudará a mejorar la eficiencia térmica para la cocción de los alimentos en las áreas rurales de los municipios, generando así un ahorro significativo en el sumo de leña.
Asi mismo, el cultivo de bosques dendroenergéticos con especies forestales propias de la región, que tengan un alto contenido calórico y un acelerado rebrote, mantendrán no sólo el continuo abastecimiento de leña, sino que también ayudarán a minimizar el impacto ambiental en términos de emisiones atmosféricas de CO2.
Fuente: Oficina de Prensa de la CAS -  3138045826

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...